Richard Lafrance

A los 18 años, Richard Lafrance ya había decidido que la industria de la música iba a formar parte de su vida cotidiana. La intensidad de su pasión por la música cambió radicalmente cuando descubrió algo que lo marcó: el álbum Catch a Fire de Bob Marley & The Wailers. Los héroes que lo acompañaron durante su juventud se vieron eclipsados poco después por los exuberantes y seductores sonidos de la música jamaicana de los 70. En los años 80, empezó a viajar con frecuencia a Jamaica. Fue el crítico de Reggae para Voir (el periódico semanal gratuito de Montreal) durante más de 10 años. En 1990 creó el programa de Reggae Basses Fréquences (frecuencias bajas) de la radio comunitaria de Montreal, CIBL FM. Su creciente interés en la música soca del este del Caribe lo ha llevado a asistir tres veces al Carnaval de Trinidad y Tobago. Hoy en día, la música Steelpan, Calipso, Parang, la fuerte música Soca, todas tienen un sitio en su corazón; junto con sus primeros amores jamaicanos como: Mento, Ska, Rocksteady, Reggae Roots y Dancehall. Richard Lafrance no puede negar que él y el Reggae se han vuelto uno.